Publicado el

Ser padre o madre no es una tarea fácil

Ser padre o madre no es una tarea fácil. Pese a que mucho te pueden dar consejos, no existe un manual para ser un buen padre. No estamos exentos de errores; sin embargo, el sentido común, e incluso el instinto, pueden ser la mejor guía para actuar lo mejor posible.

Demuéstrales tu amor. Cada día di a tus hijos: “Te quiero. Eres especial para mí”. Dales muchos abrazos y besos.

¿Sabías que un buen ejemplo es una de las mejores herramientas con las que cuenta un padre para educar a sus hijos? El creador del psicoanálisis, Sigmund Freud, basa parte de su teoría en el hecho de que la infancia determina la vida adulta. Los primeros años de vida son vitales para el desarrollo de tu hijo, por lo que es importante que sepas que, desde que nacen, tus pequeños comienzan a aprender. ¿Sabes cuál es la primera técnica que utilizan para aprender? La observación. Ellos ven cada paso que das, imitan tus actos y siguen tus movimientos.

Los niños son pequeñas personas puras, llegan al mundo con sed de aprender. Tienen corazones limpios que se van ensuciando con todo lo que ven. Si los niños ven violencia en su hogar, ellos aprenden a ser agresivos; si los tratan con indiferencia, ellos aprenden a ser fríos; si ven que tú ayudas a los demás, ellos aprenderán a ser generosos; si los tratas con amor y cariño ellos crecerán con seguridad y autoestima.